titulo

ESTE BLOG PRETENDE MOSTRAR LAS BELLEZAS NATURALES Y ETNOGRÁFICAS DE LA ZONA NOROCCIDENTAL DE MARRUECOS. PERTENECE A UN GRUPO DE AMIGOS QUE DESDE 2003 PRACTICA EL SENDERISMO TODOS LOS DOMINGOS POR LOS ALREDEDORES DE TETUÁN. CONTACTO: gorgueste@gmail.com

¡¡¡¡¡¡¡¡¡ KELTI !!!!!!!!!!!!!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡ KELTI   !!!!!!!!!!!!!!!!

MONOGRÁFICOS.

martes, 23 de octubre de 2012

CEMENTERIO ESPAÑOL DE TETUÁN (MARRUECOS)


Los españoles ocuparon Tetuán entre 1860-62 y el mismo año de su llegada construyeron el cementerio al norte de la ciudad en las laderas del Dersa.
Cuando las tropas españolas entraron de nuevo en Tetuán el 19 de febrero de 1913 inmediatamente se inició la construcción de los cuarteles y se usaría el cementerio ya construido, pero al año siguiente se inició la construcción de un nuevo cementerio militar enfrente del antiguo, apenas un centenar de metros más abajo.
Cuando se construyó estaba en las afueras de la ciudad pero actualmente las casas lo han cercado por todos los sitios, incluso sobrevuelan sus tapias o han cerrado alguna de sus puertas de entrada. Las siluetas de los cipreses siguen sin embargo señalando aún su presencia.

El cementerio actual ocupa una superficie de unas 2,5 ha;  en el plano es la zona rectangular marcada con puntos verdes. La parte derecha es el cementerio civil y la izquierda el militar, separados por una calle central y con cerramiento independiente.


Foto aérea del cementerio escaneada del libro de La Medina de Tetuán. Guía de Arquitectura, publicado por la Junta de Andalucía y el Consejo Municipal de Tetuán Sidi Mandri en 2002. En la parte derecha está el cementerio civil y en la izquierda el militar.
En 1915 Carlos Óvilo realizó el proyecto de cementerio civil europeo situado al lado del militar y en 1920 hubo otro proyecto de José Gutiérrez Lescua para ampliar el cementerio civil.
Guardería construida sobre el viejo cementerio del que se han conservado algunos cipreses.
Los cementerios  viejo y nuevos debieron funcionar al mismo tiempo ya que se conservan lápidas del antiguo fechadas entre 1917 y 1960. En 1998 se cambiaron los restos del antiguo cementerio al nuevo y el solar fue cedido para la construcción de una guardería.
Entrada actual a ambos cementerios:  el civil a la izquierda de la calle central cerrada por esta puerta y el militar a la derecha.

Vista de ambos cementerios desde el Dersa

Situación del cementerio vista desde el Dersa. Al fondo se observa el Gorgues

Tras la independencia de Marruecos hubo una salida masiva de los españoles de la ciudad y ambos cementerios se quedaron abandonados y sometidos a un progresivo deterioro acelerado por  el pillaje y el vandalismo. En un artículo en la prensa se destaca: "los sobresaltos y sorpresas que sufren los visitantes cuando se encuentran ante un mar de tumbas violadas, lápidas resquebrajadas o simples agujeros en el suelo, al fondo de los cuales se entrevén los huesos, de alguien que un día fue un soldado del Ejército español."
Esta foto muestra el estado del cementerio de Larache en 1998, el de Tetuán debía tener un deterioro parecido. Actualmente  ambos están restaurados.

En 1994 y tras la visita a la ciudad de un numeroso grupo de antiguos residentes, el general José Mª Valdés formuló una protesta por el lamentable estado en que se encontraba el cementerio donde había enterrados cerca de 20.000 españoles, en su mayoría militares. A esta protesta se unieron muchas otras, dirigidas a diversas instituciones, a la Casa Real y a los medios de comunicación que dieron como resultado que el pleno del Senado en su sesión del 22 de febrero de 1995 aprobase el siguiente texto: "El Senado insta al Gobierno a negociar con las autoridades marroquíes alguna fórmula que garantice la custodia y el adecuado mantenimiento del cementerio militar de Tetuán, así como del resto de cementerios repartidos por este país donde se encuentra enterrados ciudadanos españoles". La prensa de la época los cifraba en 80.000.
En 1998 el Ministerio del Ejército financió  su restauración y contrató a un guarda para su vigilancia y mantenimiento. Aunque algunas tumbas habían sido destruidas y sus lápidas desaparecido, se consiguió recuperar la mayoría.  También se trajeron aquí  los restos de los españoles enterrados en los cementerios de Rincón, Castillejos y Chaouen y se restauraron los cementerios españoles de Martil (Río Martín) y de Larache.

EL CEMENTERIO MILITAR


Las tumbas del cementerio militar guardan la memoria de las campañas militares de España en Marruecos;  grabados sobre ellas están los nombres de los muertos, las fechas y los lugares donde cayeron en combate o donde sufrieron un accidente o una emboscada.
Leyéndolas se pueden identificar los hechos bélicos más destacados que afectaron a la región y que en muchos casos fueron recogidos por la prensa nacional como el ABC. En sus crónicas africanas se citan a veces los nombres de las personas que aquí yacen.
Abundan los muertos en combate en 1913 contra las tropas de El Raisuni, en 1916 por los combates del Biut cuando se sublevaron el Hauz y Anyera, en 1919 y 1920 por las operaciones de nuevo contra El Raisuni en el Fondak de Aïn Yedida, el Gorgues y Ben Karrich y entre 1922-1926 por las operaciones contra las tropas de Abdelkrim el Jatabi, hasta que se consiguió expulsar de los alrededores de Tetuán a El Jariro y su "cañoncito".  
También están  las tumbas de los familiares de los militares y del personal no militar que trabajaba para el ejército: médicos, enfermeras, hermanas de la Caridad que trabajan en el Hospital Militar Español de Tetuán, escribientes y traductores.
Hay tumbas discretas, anónimas, tal vez porque la lápida original desapareció durante los años de abandono o porque la acción de la intemperie ha borrado las inscripciones; tumbas de mármol esculpidas con gran finura y tumbas monumentales como las del Teniente General Francisco Gómez Jordana,   del General Felipe Alfau o de los aviadores muertos en accidente el 19 de julio de 1916.

Vista general del cementerio militar desde la puerta de entrada.

Monumento al Teniente General Francisco Gómez Jordana (18/11/1918) construido por suscripción popular.

Otra vista del mausoleo del Alto Comisario Gómez Jordana. En él hay inscripciones que resumen su vida y un fragmento de un discurso pronunciado el 18 de mayo de 1918.
 
 El Teniente General Francisco Gómez Jordana nació en Mazarrón en 1852, participó en la guerra de Cuba y en la de Melilla y fue Alto Comisario en Marruecos entre 1915-1918, año en que murió en Tetuán. Además de ser un destacado militar, numerosas veces condecorado, fue profesor de cálculo diferencial e integral en la Academia del Estado Mayor y un gran topógrafo que realizó los planos de Tetuán, Fés y Mekinez.
Foto del General Gómez Jordana sacada de internet

Tumba de Julio Reinoso Fernández, de Olas (Orense), teniente de la milicia voluntaria, muerto en 1910 en Lauzien, paraje situado a la entrada de Tetuán en la carretera de Tánger. En este caso no sólo pone donde murió sino también donde nació.

Tumba de Eduardo Franca Fairén. Teniente de Artillería del regimiento  mixto de Ceuta. Murió el 11 de junio de 1913 en la toma de Lauzien. Es frecuente que en las dedicatorias de los muertos en combate se ponga "muerto gloriosamente".

José Fairén López. Teniente de Caballería de las fuerzas regulares nº 1, muerto en 1913. Como en muchas otras tumbas, son sus compañeros quienes le hacen la lápida y ponen sobre ella el símbolo del regimiento.

La inscripciónn de la lápida del capitán Fernández Osinaga es tan sencilla que ni siquiera pone su nombre.

En estas tumbas han desaparecido completamente las inscripciones, parece  como si todas hubiesen sido hechas nuevas, tal vez sea así debido a que  las originales estuviesen muy deterioradas. Algunas conservan alguna señal de inscripciones, pero ilegible, como puede observarse en la tumba inferior.


Dos tumbas de 1921. La de la derecha pone "muerto gloriosamente en Buharran".

Juan R. Vías aporta la siguiente información sobre la tumba de la derecha: "Es la tumba de mi tío abuelo el teniente del tercio Manuel Torres Menéndez, hermano de mi abuela Mª del Carmen. Manuel falleció en la toma de la colina de Buharrat junto a la localidad de Beni-Arós al recibir un tiro en el corazón".


Tumba de Manuel de Santiago Gallo, sargento del grupo de regulares de Tetuán nº 1. Muerto el 12 de mayo de 1922 en la operación Tazarut (Beni Aros).

El 12 de mayo de 1922, tres columnas, una al mando del general Sanjurjo, otra al mando del general Mazo y la tercera al mando del coronel Serrano cercaron Tazrut y tomaron el palacio del Raisuni, aunque éste ya  había huido. Unos días antes había muerto su lugarteniente Hamido Sukan en los combates de Selalem.
En el ABC de Madrid del día siguiente se habla de la batalla de Tazrut y se da el nombre de 50 bajas, entre las cuales hay dos muertos, pero no figura Manuel de Santiago Gallo, aunque el cronista añade que el total de bajas fue de unas 100 entre muertos y heridos, algunos sin identificar en el momento de redactar la crónica. El suceso que conmocionó a la cúpula militar fueron las graves heridas que sufrió el teniente coronel de Regulares de Ceuta D. Santiago González Tablas y García-Herreros que le condujeron a la muerte al día siguiente. En la web dedicada a este militar se dice que su cuerpo fue trasladado desde el Souk el Jemis de Beni Arós a Tetuán, acompañado de otros fallecidos: el teniente de Regulares Luis Corro Granadino, "un sargento de Regulares de Tetuán" y el teniente de Caballería García Sánchez. Tal vez ese sargento de Regulares si fuese el que yace en esta tumba. Los cuatro fueron embalsamados en el hospital general de Tetuán antes de ser enterrados.
En el lugar donde González  Tablas recibió los dos balazos que le produjeron la muerte, a la entrada de Tazrut, se construyó un monumento conmemorativo que en la actualidad está destruido. Aún se conserva la base sobre la que se erigía un obelisco, cuyos restos están esparcidos por los alrededores.

Restos del obelisco y la base del monumento a González Tablas en Tazrut. 25 de Mayo de 2014.

En uno de los bloques tirados se puede leer aún, escrito en letra mayúscula  "GONZALEZ TABLAZ"

Cerca del obelisco destruido hay una dedicatoria  de la Legión tallada en la roca. Los lugareños la conocen con el nombre de la "roca escrita".

 Lugar de la inscripción.


Puede leerse: "En este sitio fue gloriosamente herido de muerte por el enemigo el heroico Teniente Coronel de Regulares de Ceuta Excmo. Sr. Don Santiago González Tablas. XII-V-XXII. La Legión"

Mausoleo dedicado a los fallecidos en un accidente de aviación ocurrido en Restinga (Melilla) el 8 de septiembre de 1946. Por detrás  tiene una placa en mármol blanco con el nombre del piloto de caza José Luis Álvarez Villaverde.

Éste otro está dedicado a los muertos en el accidente de aviación ocurrido en Tetuán el 19 de julio de 1916. En la tumba de la izquierda se lee el nombre de José Loizu Arraz, en la derecha está el aviador Montoya. 

Tumba del soldado José Rodríguez Yunquera, del Batallón Expedicionario Tarragona 78, muerto el 1/1/1922. En esos momentos las tropas de Abdelkrim El Jatabi, con el Jariro al frente, hostigaban Tetuán con un cañón situado en el Gorgues. Este batallón, una vez conquistada esta posición instaló alli un cuartel y en una plancha del suelo aún se conserva escrito el nombre. Se puede ver una foto de esta inscripción en el artículo sobre la subida al Gorguez de este blog.

El soldado Pedro Beroiz Erice, no murió en ningún combate, sino prestando servicio, el 22 de octubre de 1933, en la estación de Medina, sector Xauen, víctima de una descarga atmosférica (un rayo, sin duda). Era soldado de ingenieros de la 1ª Compañía de Telegráfos de la Red.

En las lápidas es frecuente encontrar esculpidos los símbolos del cuerpo al que pertenecían o al regimiento o compañía.

Tumba del primer Alto Comisario  Felipe Alfau Mendoza, muerto en Tetuán el 26 de septiembre de 1937.

Foto de internet del General  Felipe Alfau.

El general Alfau mandaba las tropas españolas que entraron en Tetuán pacíficamente el 19 de febrero de 1913.

En el cementerio militar se encuentran también dos tumbas de niños de la familia de los Borbones, ambos eran primos hermanos. Una es la de D. Enrique de Borbón y Borbón,  hijo de D. Francisco de Paula de Borbón de la Torre y de Enriqueta de Borbón (4ª duquesa de Sevilla); la otra es de Fernando de Borbón y Rich, hijo de José Mª Alberto de Borbón y de la Torre, (hermano menor de D. Francisco de Paula) y de Dª Mª Luisa Rich y Carvajo. Los padres de ambos, militares,  eran primos hermanos de Alfonso XIII.

 Tumba de Enrique de Borbón y de Borbón. Muerto a los 6 años el 31 de agosto de 1915.

Tumba del niño  Fernado José de Borbón y Rich, muerto a los 9 meses de edad, el 23 de agosto de 1914.

Se encuentran también numerosos nichos donde no solo están enterrados militares y sus familiares, sino también personal auxiliar.

 Emilio González Jiménez, practicante militar fallecido el 27 de julio de 1929.

Tumba de las hermanas de la Caridad que trabajaban en el Hospital Militar.


Nicho del traductor mayor de 2ª del cuerpo de interpretación de árabe y bereber, Habib Abislaiman Saade. Fallecido el 12 de junio de 1945.

Nicho de D. Ramón Cabrera, marqués del Fer. Muerto el 5 de enero de 1938.

En esta placa están los nombres de alumnos y profesores del Colegio El Pilar de Tetuán que murieron durante la guerra civil española en el bando nacional en diferentes lugares de España, era uno de los múltiples "monumentos a los caídos" que se pusieron en todas las ciudades y pueblos españoles para homenajear a los muertos del bando ganador.

La lápida está encabezada por la frase "Gloria a los muertos por Dios y por España".

Osario con los restos del antiguo cementerio construido en 1860 y trasladados aquí en 1998.


Algunos de los restos identificados del antiguo cementerio están depositados en pequeños nichos como éste y figura el nombre del difunto y la fecha de la muerte, en este caso  es el de Miguel Díaz Román que murió el 17/04/1917.

Osario con los restos del cementerio de Chauen trasladados en 1999.

Osario con los restos del cementerio de Rincón (actual M'diq) trasladados en 1998.
  
EL CEMENTERIO CIVIL

 Entrada al cementerio civil de Tetuán.

El guarda actual en el cementerio civil.

Actualmente se conoce con el nombre de cementerio civil europeo de Tetuán, ya que aunque la mayoría de los enterrados allí son españoles, también los hay de otras nacionalidades.
Su estructura y aspecto es muy diferente al militar, no hay grandes mausoleos y las tumbas tienen más diversidad, las lápidas de mármol se mezclan con las de mosaicos de la Cartuja de Sevilla que le dan un gran colorido. Abundan más los nichos y como muchos españoles civiles y otros europeos continuaron viviendo en la ciudad, los enterramientos continuaron después de la independencia hasta la actualidad.
A pesar de seguir usándose, también sufrió muchos destrozos y ésto se observa en que las cruces originales y otros elementos decorativos de las lápidas han desaparecido a veces, que algunas están rotas y que otras han sido completamente rehechas.
Aunque el cementerio está cuidado, no lo está tanto como el militar, pero se mantiene en un aceptable estado y en primavera se llena de vegetación. Recibe con frecuencia la visita de  los familiares que aún viven en la ciudad, en Ceuta o en otras ciudades españolas, sobre todo en Andalucía.

Vista de la zona norte del cementerio civil.

 Ala con tumbas y nichos.

Zona nordeste con solo nichos. Al fondo están los más recientes.

Tumba de Lorenzo Nogués Musoll, jefe de correos. La lápida, en mármol blanco, está muy rota pero se ha logrado conservar completa.

Esta otra de Pascual Requena, bellamente decorada, ha logrado conservarse en muy buen estado.

Panteón de la familia Carrión, una de las más conocidas en la ciudad por sus tiendas de café. El anagrama de café Carrión sigue siendo un símbolo de Tetuán.

Tumba de Antonio Lerchundi, familiar del conocido Lerchundi, y de otros franciscanos. Los franciscanos, a diferencia de las hermanas de la caridad, están enterrados en el cementerio civil.

Según el guarda, la tumba pertenece a una judía española que quiso que se escribieran en árabe estas plegarias. Su nombre era Vazouz Brazza y murió el 14/4/1945. La recuerda su hijo José.

A continuación se muestran algunas coloridas tumbas de mosaicos de la Cartuja de Sevilla o de Manises.

Tumba de Luisito Padilla de la Fe y de su madre.


Tumba de D. Florencio Masdeu Delgado.





Las tumbas de niños también son muy abundantes, no hay que olvidar que antes del descubrimiento de los antibióticos muchas enfermedades infecciosas que actualmente se controlan con facilidad, afectaban sobre todo a los niños por tener aún poco desarrolladas las defensas naturales y provocaban con frecuencia la muerte, por lo que las tasas de mortalidad infantil eran muy elevadas.

Tumba de niño.

África Ranea Sánchez murió en 1942 a los 17 años. Su novio Antonio le dedica este poema:
Reposa niña, reposa
en esta tumba sombría
y recibe cada día
las lágrimas ardorosas
con que riega esta losa
tu novio prenda querida.
Que Dios te colme en el cielo
de infinita bendición
y pronto nos reúna
para estar juntos los dos. 

Una Almanzor que volvió a la tierra de sus antepasados.

Tumba de D. Pelayo Quintero Atauri; murió el 27 de octubre de 1946. Fundador del museo arqueológico de Tetuán.

Foto de D. Pelayo Quintero Atauri.

Pelayo Quintero nació en Uclés (Cuenca), estudió Derecho, Dibujo y Archivero Anticuario Bibliotecario y desde muy joven estuvo en contacto  con la arqueología influido por su tío y la presencia de jesuitas franceses refugiados en el monasterio de Uclés; interesados todos ellos en el estudio  del cercano yacimiento romano de Cabeza del Griego (Segóbriga).

Una de las fachadas del impresionante monasterio de Uclés. Sede de la Orden de Santiago en cuya iglesia fue enterrado el poeta Jorge Manrique. Su estado de conservación es excelente y está abierto al público. La visita a este monumento y a las cercanas ruinas de la ciudad romana de Segóbriga es de gran interés.

Busto de Pelayo Quintero Atauri en la plaza mayor de Uclés, que lleva su nombre.

En 1.904 se asentó en Cádiz donde continuó con sus trabajos arqueológicos y ostentó, entre otros cargos, el de director del museo Provincial de Bellas Artes.
En 1939 llegó a Tetuán (con 72 años) y fue uno de los impulsores de la arqueología en el protectorado español, estudiando especialmente las ruinas de Tamuda. En 1940 creó el Museo arqueológico de Tetuán.

 Entrada del museo arqueológico de Tetuán donde se conservan restos de Tamuda y de otros yacimientos de la región.

En el censo que se hizo en 1940, en Tetuán y sus alrededores (Yebala) había:
Musulmanes.............................................154.684
Sefardíes...................................................    8.090
Españoles.................................................   25.101
Extranjeros...............................................        355
Musulmanes y judíos tenían sus propios cementerios,  pero en el cementerio español puede encontrarse alguna tumba de personas de esas dos religiones.
Los extranjeros cristianos eran sin embargo enterrados aquí y aunque no fuesen muy numerosos en la ciudad, según el censo de 1940, no es raro encontrar tumbas de personas de otras nacionalidades diferentes a la española.

François Brabezo (1895-1974).

Tumba de May Browett. Falleció el 26 de octubre de 1925.


Nicho de la baronesa María Miroslawa Petricevic. Fallecida en Tetuán el 1 de abril de 1946.

Tumba de Elisabeta Vigne(1890- 1974).

Tumba del alemán Hans Teich fallecido el 6 de abril de 1943.

Tumba del mexicano Armando Hoyos Macedo.

Tetuán fue una de las ciudades donde primero se inició la sublevación militar de 1936. Más de un centenar de republicanos fueron detenidos nada más producirse el golpe y conducidos al campo de concentración del Mogote, situado en un descampado a las afueras de la ciudad,  junto al río Martil y la carretera que va a Chaouen.
Franscisco Sánchez Montoya en su obra: Ceuta y el Norte de África. República, guerra y represión, 1931-1944 (editado en 2004) recoge el nombre de los detenidos que pasaron por este campo y que posteriormente fueron fusilados.
En el listado de los 114 fusilados que hubo entre 1936-1940 se encuentran hombres de todas las profesiones: mecánico, chófer, funcionario, cocinero, panadero, pastor, agricultor, pintor, militar, albañil, peluquero, periodista, pintor, etc.
La mayoría de los fusilamientos se realizaron en 1936 (81) y 1937 (24); se iniciaron el 1 de agosto y alcanzaron su cota más alta el 20 de agosto de 1936, día en que fusilaron a  52 detenidos. Siempre se ha tenido el convencimiento, por informaciones del antiguo encargado del cementerio, de que muchos de ellos estaban enterrados en una fosa común del cementerio civil. 
Los familiares de los asesinados han vivido una doble tragedia: la desaparición de un ser querido y la imposibilidad  de velar a sus muertos y darles una digna sepultura.
Los que los fusilaron quisieron agrandar así el sufrimiento de los familiares vivos y lo consiguieron. Los padres, las esposas, los hermanos, los hijos.... durante toda su vida han tenido un afán obsesivo por poder enterrar a sus muertos y conseguir la paz interior. Muchos han muerto antes de poder hacerlo realidad, pero su afán lo han heredado los nietos y desde aquí les deseo que tarde o temprano puedan identificar a sus familiares desaparecidos y realizar el duelo definitivo que la familia aún no ha podido hacer, para cerrar así, definitivamente, una de las etapas más lamentables de la historia de España. Desde todos los estamentos de la sociedad se les debería ayudar a conseguirlo.

Fosa común de los republicanos fusilados durante la guerra civil en el campo de concentración del Mogote, con una dedicatoria y un listado de 51 nombres, puesta en 2008 por los familiares de uno de los fusilados: Antonio del Castillo Morales.

Lista de 51 personas que fueron fusiladas junto a Antonio del Castillo Morales el 20 de agosto de 1936 en Tetuán.

La fosa común ocupa todo el cuadrado de tierra entre el lugar donde se ha colocado esta lápida y las tumbas circundantes. Aunque al parecer la familia del Castillo ha conseguido pruebas de que estas personas están enterradas ahí, existe la posibilidad de que estén enterradas otras más.

Enterramientos en 2011-12.


Nicho de Simeón Conejero Narbón.

 Simeón en 1937, el día de su incorporación al frente de Madrid. 

Simeón en Asilah en 2001.



18 comentarios:

  1. Soy nacido y antiguo residente en Tetuán
    me gustaria saber si hay posibilidad de saber donde estan enterradas algunas personas en el cementerio civil, si existe algun listado ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El señor Paco Delgado, de Tetuán, está haciendo un inventario de las tumbas. En la iglesia de la plaza Primo se conserva también el registro de los enterrados a los que se les hizo funeral católico, y el que puede localizarlas mejor es el guarda del cementerio. Necesita saber la fecha del enterramiento y el nombre del fallecido y si se conserva en buen estado la lápida, las suele encontrar con facilidad.

      Eliminar
    2. Buenas Tardes, soy de Tetuan, pero en la actualidad vivo en Barcelona, acabo de visitar Tetuan y he visitado el cementerio catolico el dia 02/03/2013, y la verdad es que esta bien conservado y hay un mantenemiento diario. En relacion a la pregunta, la verdad es que el guarda del cementerio suele localizar con facilidad las personas enterradas ahi, y tiene bastante informacion sobre los entierros que hubieron lugar ahi asi como las circunstancias de esos ultimos. Para cualquier duda en la que puedo ayudar este es mi correo: saidadriouech@gmail.com.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. Hola,me gustaría saber como se puede saber si está enterrada en el cementerio militar,una tía-abuela mía.No sé la fecha.

      Eliminar
  2. Acerca de la foto que pone: "Dos tumbas de 1921"
    La de la derecha pone "muerto gloriosamente en Buharrat" es la tumba de mi tío abuelo el teniente del tercio Manuel Torres Menéndez, hermano de mi abuela Mª del Carmen. Manuel falleció en la toma de la colina de Buharrat junto a la localidad de Beni-Arós al recibir un un tiro en el corazón. Muchas gracias por publicar la foto de su tumba.

    ResponderEliminar
  3. senderismo en el rifseptiembre 14, 2013

    Gracias por su información Juan.
    La hemos añadido bajo la foto de las dos tumbas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Soy bisnieto de D. Blas Silva, un español que vivió y falleció en Tánger a principios del siglo pasado. Allí fundó y regentó un Bar o un Café llamado España. Tengo entendido que está enterrado en Tánger. Me gustaría saber si hay cementerio cristiano en esa ciudad de Marruecos, cómo se puede visitar, etc. Por supuesto si encontraran su tumba y me pudieran mandar una foto, para mi familia seria muy emocionante y les estaríamos eternamente agradecidos.

    ResponderEliminar
  5. El cementerio católico de Tánger de Boubana está muy bien conservado y sigue habiendo enterramientos en él; si su bisabuelo está enterrado allí, seguro que podría encontrar su tumba. Había un antiguo cementerio cristiano, situado cerca de la Mendoubia, donde estaba enterrado el doctor Cenarro y otras personalidades de la época del Tánger internacional, que sobre el año 2006 fue casi destruido por la apertura de una avenida.
    Para visitar el cementerio, creo que lo puede hacer yendo allí directamente porque hay un guarda, si hubiese algún problema, en la catedral de Tánger le podrían informar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MUY AGRADECIDO POR SU INFORMACIÓN.
      SALUDOS

      Eliminar
  6. Buenos días. Mi abuelo falleció en Larache en 1936, estando de visita con un familiar suyo, creemos era militar, y fue enterrado allí. Quisiera saber a quien y cómo me puedo dirigir para que me pueda dar información e incluso enviar alguna foto del nicho o registro de enterramiento. Muchas gracias.
    sebastian@batlles.es

    ResponderEliminar
  7. Manuel Carmona Jiménezagosto 27, 2014

    Buenas tardes. Les escribo desde Almodóvar del Río (Córdoba). Llevo varios años recopilando información acerca del Teniente de Ingenieros (Aviador) D.Antonio Espín López. Lamentablemente solo contamos con testimonios orales de que falleció en Marruecos en la guerra pero ningún otro dato ni fecha, desconociendo igualmente si fue mientras pilotaba o en otras circunstancias. Les agradecería enormemente cualquier datos o referencia. Mi correo es mcarmonaj@telefonica.net / Muchas gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. buenas tardes.mi tio-abuelo fallecio en larache haciendo el servicio militar,no sabemos las causas no donde esta enterrado,se llamaba mariano sanz gomez y era natural de Valladolid,nacio el 5-8-1899,pudo fallecer en 1920 pero no tenemos mas datos.si alguien pudiera darnos algún dato para nosotros seria de gran valor,muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentamos no poder darle ninguna información sobre su familiar, pero le animamos a que visite Larache y su cementerio cerca del mar y con ayuda del guarde vea si puede localizar la tumba. Un saludo.

      Eliminar
    2. Lamentamos no poder darle ninguna información sobre su familiar, pero le animamos a que visite Larache y su cementerio cerca del mar y con ayuda del guarde vea si puede localizar la tumba. Un saludo.

      Eliminar
  9. Hola,mi tio falleció en Larache con 22 años haciendo el servicio militar el dia 28 de Septiembre de 1930, se llamaba Juan Bautista Faus Alos, por favor, alguien de ahí, podria mirar si está enterrado en algún cementerio y enviar una foto para que la familia pueda descansar por fin tranquila? les estariamos muy agradecidos. Gracias por su atención.

    ResponderEliminar
  10. Para la localización de un soldado fallecido y enterrado en el cementerio militar de Tetuán entre los años de 1942 a 1945 alguien sabe si existe algún tipo de registro en el cementerio, en el consulado u otro lugar.
    Muchas gracias y felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la iglesia de Te turno hay un registro de los enterramientos. El señor Paco Delgado recopiló para el consulado los nombres de las personas enterradas que figuran en las lápidas,un de contactarlo en apinatur@yahoo.es

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias por tan rápida respuesta. Me pongo en contacto con el correo electrónico que me facilita.
      Un saludo y nuevamente muchas gracias.

      Eliminar